Categoría: MESAS FRÍAS

Filtros activos

MESA REFRIGERADA 2 PUERTAS...

850,00 €

MESA FRÍA DE FONDO 600 CON...

950,00 €

MESAS FRÍAS

   

   Las mesas refrigeradas son un grupo de productos exclusivos del mundo de la hostelería. En una cocina profesional el mobiliario destinado a la preparación de los productos o al apoyo de las máquinas es básico y diverso. Ante la cantidad de máquinas que se precisan y los escasos espacios de los que se dispone, es muy común que haya máquinas que combinan diversas funciones para ganar espacio. las mesas refrigeradas son el mejor ejemplo.

 

1. Mesas refrigeradas: funcionalidad de las encimeras.
2. Mesas refrigeradas: para cada función una medida diferente.
3. La zona fría de las mesas frías.

 

 

             

 

     

Mesas refrigeradas: funcionalidad de las encimeras. 

   Las encimeras de las mesas refrigeradas definen los diferentes tipos de mesas que se distinguen. La encimera tradicional es la de inoxidable para el trabajo en la cocina (unas con un peto sanitario posterior para las mesas que se colocan en una pared y otras sin ningún peto cuando no debe ir pegada a pared). Esa encimera se utiliza como la de la mesa de trabajo de inoxidable. Una extensión de la función de trabajo de la encimera es la encimera con fregadero en un extremo. Se trata de un recurso necesario en la cocina y que ahorra un espacio que suele ocupar un fregadero.

   Otra función que puede tener la encimera de la mesa refrigerada es la de la preparación. La mesa de preparación es muy habitual en negocios con mucho trabajo para preparar ensaladas, pizzas o kebab. Estas mesas suelen presentar un conjunto de cubetas para contener los ingredientes que luego necesitaremos para formar pizzas o ensaladas. La zona de las cubetas queda abierta por la parte inferior para refrigerarse con el frío que sube de propia nevera y puede cubrirse con una tapa de inoxidable, con una cúpula de metacrilato o con las propias tapas de cada cubeta. 

 

     

Mesas refrigeradas: para cada función una medida diferente. 

   Las medidas que tienen las mesas refrigeradas son indicativas de la función que van a tener en la cocina. Los lugares de trabajo con poco espacio se decantan por las versiones SNACK de bajomostradores, tienen un fondo de 60 cms, que es el habitual en las series de cocción, inoxidable y refrigeración de muchas máquinas en hostelería.

   Las mesas de fondo de 70 cms, las llamadas Gastronorm GN 1/1, son muy habituales en cocinas profesionales porque aprovechan las mismas medidas de varios equipamientos de la cocina para acomodar el mismo recipiente (una bandejas GN 1/1 puede pasar con sus productos de un abatidor a una mesa refrigerada, pasando por un horno o un baño maría). Esa comodidad y versatilidad redunda en la alta productividad del trabajo en la cocina.

  Las mesas de fondo de 80 cms son menos habituales y se destinan a negocios que necesitan amplia zona de preparación y espacio refrigerado con cabida para bandejas de 60 x 40 cms. Se utilizan básicamente en pizzerías (para aprovechar la superficie de encimera  para preparación) y en pastelería (para ubicar las bandejas tipo baguetera).

   La altura también juega un papel destacado dependiendo de la función de la mesa refrigerada. Así tenemos las mesas cafeteras, que tienen una altura de 105 cms sobre la que descansan las cafeteras (que facilitan el trabajo del usuario) y las mesas de apoyo para elementos de cocción, que deben ser más bajas (entre 60 y 65 cms de altura) porque sobre ellas se apoyan freidoras, cocinas o planchas que quedarán a la altura perfecta para el trabajo del cliente.

 

     

La zona fría de las mesas frías.

    La zona baja en la que se mantienen los productos también diferencia los tipos de mesas que existen. Podemos tener mesas para conservar los productos refrigerados (las más comunes), pero también podemos tener mesas congeladoras con las mismas características y opciones que las anteriores, e incluso puede haber una abatidor de temperatura que aproveche la encimera para trabajar en ella.

    La zona de nevera de las mesas pueden ser accesible mediante puertas (más o menos dependiendo de la medida horizontal de la mesa) o cajones (muy prácticos, con algo menos de capacidad de frío y algo más caras). En los modelos de fabricación nacional podemos elegir el lado en el que queremos la ubicación del motor según conveniencia del espacio.

MESAS FRÍAS